¿Cuándo debo acudir a una consulta de psicología?

Muchas personas aún creen que la terapia psicológica es sólo para aquellos casos donde existe algún trastorno mental grave. Lo cierto es que no hace falta estar en una situación excepcional o extrema para ir a terapia.

Son muchos los casos de personas que no se deciden a ir al psicólogo, a pesar de sentir que lo necesitan. El sufrimiento que asumen durante mucho tiempo es alto e innecesario, puesto que con una ayuda adecuada podrían evitar daños causados por situaciones que no saben bien cómo resolver.

Cuando sientes que necesitas ayuda en tu vida diaria porque no sabes cómo afrontar la situación que estás viviendo, ahí ya es aconsejable recibir tratamiento.

Terapia individual adultos Centro Nutriem

¿En qué consiste el tratamiento?

Abordamos cada caso desde una perspectiva teórica y práctica que se adapte a la necesidad de cada persona. Utilizamos un enfoque integrativo, que incluye y combina técnicas diversas, procedentes de orientaciones diferentes y complementarias.
El tratamiento consta de una serie de fases:

Primera Consulta

En una primera consulta establecemos el encuadre de cómo será la terapia. Después, una vez expuesto su problema, intercambiaremos impresiones sobre este, proporcionando una orientación acerca de la posible solución y de la ayuda que podemos ofrecerle.

Evaluación

En la fase de evaluación, determinamos cuáles son las causas de sus dificultades, los factores que las pueden estar manteniendo en la actualidad, así como las características del tratamiento, en caso de que fuera necesario.

Intervención

En la fase de intervención se eligen las técnicas que han de aplicarse, encaminadas a fomentar los recursos propios necesarios para afrontar las dificultades presentadas.

Seguimiento

Por último, realizaremos un seguimiento para evaluar la efectividad del programa terapéutico a medio y largo plazo y se realizarán los ajustes necesarios para el mantenimiento de los cambios.

Beneficios de la terapia psicológica:

1. Te ofrece un espacio solo para ti, un lugar donde puedes ser tú. Un marco donde poder hablar con confianza y libertad.

2. Ayuda en la toma de decisiones importantes en tu vida.

3. Te enseña a comprender qué te sucede, encontrando el origen del conflicto.

4. Te sentirás escuchado sin que te juzguen.

5. Obtendrás un punto de vista más objetivo.

6. Te acerca al autoconocimiento y a comprender a las personas que te rodean.

7. Aprenderás a gestionar tus emociones, pensamientos y comportamientos.

8. Asumirás un mayor compromiso con tus decisiones adoptando una actitud más activa ante la vida y acercándote a tus metas.

9. Te apropiarás de estrategias de resolución de conflictos más asertivas.

10. Te ayudará a despojarte de los hábitos nocivos que dañan la salud.

11. La terapia brinda la oportunidad de identificar creencias que te limitan como persona y que impiden que te desarrolles en algunas áreas o que desarrolles todo tu potencial.

12. Te enseña a comprender en muchos casos los factores de origen y de mantenimiento de su situación, llegando no solo a resolver el caso particular que te lleva al psicólogo, sino a encontrar mejoría en muchos más aspectos de tu vida.

¿Cuáles son los problemas que tratamos?

BAJA AUTOESTIMA O DEPRESIÓN

TRASTORNOS DE ANSIEDAD GENERALIZADA

AGORAFIA

ESTRÉS

FOBIAS Y MIEDOS

AGRESIVIDAD

CELOS

ATAQUES DE PÁNICO

TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

DOLOR CRÓNICO

ACOSO LABORAL

VIOLENCIA DE GÉNERO

ADICCIONES

DUELO

TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

INSOMNIO /PROBLEMAS DE SUEÑO

FOBIA SOCIAL

DEPENDENCIA EMOCIONAL

HABILIDADES SOCIALES Y ASERTIVIDAD

TRASTORNOS DE PERSONALIDAD

TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN

PROBLEMAS SEXUALES

PROBLEMAS LABORALES

ENFERMEDADES PSICOSOMÁTICAS

Contacta con nuestros psicólogos